fbpx

Que haga qué ¿Quién visita las iglesias de Buenos Aires?

iglesias de buenos aires

¿Quién visita las iglesias de Buenos Aires? Es una pregunta que me hago a diario. Atractivos poco o mal ofrecido por las agencias de viajes locales. Sin embargo cuando hablamos de ciudades con las iglesias mas impresionantes por kilómetro cuadrado, Buenos Aires Argentina, está entre las cinco primeras. ¿Lo sabías? Pasa que los turistas extranjeros llegan a la Capital de Argentina por su asado (bistec), por el vino tinto, por el tango, por los bulevares ventosos, por la actitud cosmopolita y fresca. Ah, y por Eva Perón.

Pero Buenos Aires es una ciudad que no deja de sorprenderte. Y cuando se trata de sus iglesias, bueno, no llamaron a Buenos Aires el “París de América del Sur” por nada. La ciudad que dio a luz y bautizó al primer Papa de América Latina es realmente un lugar fenomenal para un recorrido de turismo religioso.

Así que ve más allá de la Catedral Primada y explora algunos de los secretos mejor guardados de los Porteños. ¡Y tal vez incluso encuentres una nueva perspectiva de esta fascinante ciudad! Quédate para descubrir las 10 iglesias más espectaculares de Buenos Aires.

Claustros Históricos Basílica del Pilar

Nave de la Basílica Nuestra Señora del Pilar - Iglesias de Buenos Aires
Nave de la Basílica Nuestra Señora del Pilar – Iglesias de Buenos Aires

Esta Basílica, construida a mediados del siglo XVIII, cuenta con algunas decoraciones hermosas y ornamentadas en el interior. Es fácil perderse, ya que el exterior no es elegante, pero el campanario señalará tu atención. Este es un lugar encantador para descansar, e incluye un pequeño museo en el que vale la pena asomar la cabeza.

La Basílica del Pilar en Buenos Aires inicia esta la lista debido a su ubicación suprema, justo entre el alucinante Cementerio de la Recoleta y el encantador Museo del Bella Artes. Está a solo tres minutos a pie de cada uno, y es una gran parada. También hay, los fines de semana, una feria donde se venden productos artesanales y antigüedades.

Un verdadero recorrido virtual por las 7 iglesias

Parroquia San Miguel Arcángel

Frescos en el techo de San Miguel Arcángel - Iglesias de Buenos Aires
Frescos en el techo de San Miguel Arcángel – Iglesias de Buenos Aires

Este templo abrió sus puertas en 1788, y cuenta con uno de los exteriores más llamativos. El Arcángel Miguel, sin lanza ni espada, custodia el pórtico, mientras que el interior presenta una bella imaginería de su patrono y de otros Santos. También unos vitrales que te dejarán boquiabierto. Deja que tus ojos sean atraídos hacia arriba para ver el hermoso techo, que fue repintado a principios de 1900 por Augusto Ferrari. Con Argentina siendo casi 45% italiana, no es de extrañar que el interior aquí se sienta más veneciano que español.

Parroquia San Ignacio de Loyola

La iglesia mas antigua de Buenos Aires, San Ignacio de Loyola
La iglesia mas antigua de Buenos Aires, San Ignacio de Loyola

Esta iglesia tiene una historia ligada a la propia Buenos Aires. Situado en el barrio de Montserrat, ha sido la sede de la Orden del Papa Francisco desde 1675. La iglesia original de adobe fue reemplazada por esta estructura en 1734, aunque la fachada y una de las torres datan de una versión anterior, de 1686. Es la iglesia más antigua de la ciudad y fue declarada Monumento Nacional en la década de 1940. Las renovaciones a principios de este siglo resaltan la belleza interior. Coloridos altares dorados atraen a quien hace turismo religioso en Buenos Aires. Con sus líneas limpias y blancas, esta es una parada fresca y relajante en una parte agitada de la ciudad.

Convento de Santa Catalina de Siena

Retablo Mayor de Santa Catalina de Siena
Retablo Mayor de Santa Catalina de Siena – Iglesias de Buenos Aires

Esta hermosa parroquia también incluye un Convento que puedes visitar. El complejo arquitectónico se construyó a lo largo del siglo XVIII para albergar una creciente Segunda Orden Dominicana (por eso, está dedicado a la Santa Dominica más importante).

El interior incluye toques neorrománicos, desde los frontones de las columnas hasta los arcos bajos. El altar mayor data de finales del siglo XVIII, mientras que otros altares son más recientes. Pero las estrellas del espectáculo son los ocho vitrales, añadidos en 1910 para disminuir la austeridad de la iglesia. El exterior blanco es difícil de no ver en el mar de edificios de oficinas grises del vecindario.

Basílica Santa Rosa de Lima

Ábside de Santa Rosa de Lima - Iglesias de Buenos Aires
Ábside de la Basílica Santa Rosa de Lima – Iglesias de Buenos Aires

A medida que te acerques a esta Basílica, pensarás para ti mismo: “Eh, eso se parece al Sacre Coeur en París”. Bueno, ya que su arquitecto se basó en el Sacre Coeur, ¡tendrías razón! Terminada en 1928, la Basílica de Santa Rosa de Lima es única y casi se siente fuera de lugar en comparación con otras iglesias de la ciudad. En el interior, 18 columnas gigantes de mármol verde sostienen la cúpula de cobre, y los estilos bizantinos del interior son inconfundibles. Esta iglesia es una de las mejor mantenidas de la ciudad.

Quedarás impresionado con los enormes mosaicos chispeantes sobre el altar y a lo largo de los lados de la nave. Algunos son clásicamente bizantinos, como si los sacaras de la Mezquita Chora de Estambul. Otros, con santos recientes como la Madre Teresa y San Gabriel Brochero, son mas actuales. Es un espacio fantástico que utiliza su orientación para parecer más grande de lo que realmente es.

Basílica del Santísimo Sacramento

Retablo de mármol de en el Santísimo Sacramento - Iglesias de Buenos Aires
Retablo de mármol de la Basílica del Santísimo Sacramento – Iglesias de Buenos Aires

Esta encantadora iglesia neogótica, construida en la década de 1910 por la familia Anchorena, está al lado de la Plaza San Martín, a solo 10 minutos a pie del casco histórico. En el interior, encontrarás hermosas carpinterías y mármol, con detalles ornamentados en todas partes. El vitral del ábside es excelente, retratando a varios santos. Pero el premio mayor es el retablo, ridículamente complejo, con un dosel abovedado azul cobalto sobre una custodia espectacular. Es el tipo de Custodia del Santísimo que se ve en los mejores museos, y verla en su entorno original, créeme, es un verdadero placer.

En Europa, esta Basílica sería una de las mejores opciones para visitar. Pero esto es Buenos Aires, y el turismo religioso no está bien ofrecido por las agencia de viajes locales. Esta iglesia cuenta con un exterior encantador, aunque compacto, pero casi te lo perderás, porque está atascado entre los grises del distrito financiero.

Nuestra Señora de Balvanera

Interior de Nuestra Señora de Balvanera
Interior de Nuestra Señora de Balvanera – Iglesias de Buenos Aires

A medida que te acerques a esta iglesia, verás vendedores ambulantes que ofrecen velas y medallones para honrar a San Expedito, quien tiene su Santuario en esta parroquia. Mientras que el 19 de cada mes la mayoría de los peregrinos vienen a encender velas en honor al Patrono de las causas urgentes, todos los días hay feligreses en el atrio pidiendo la ayuda de Expedito.

El interior data de 1852 y cuenta con un impresionante techo y hermosos altares. Sigue las inscripciones latinas alrededor de la nave principal y busca el Santuario de San Expedito a la derecha, sigue a los peregrinos para encontrarlo.

Catedral Metropolitana de Buenos Aires

Interior de la Catedral Primada de Buenos Aires
Interior de la Catedral Primada de Buenos Aires

Este es el templo grande, la Catedral Primada de Buenos Aires, donde el Papa Francisco prestó servicios como Arzobispo antes de convertirse en Su Santidad. Hay un pequeño museo en el interior dedicado a él, abierto por las mañanas. Del exterior, uno pensaría que es un banco o un edificio gubernamental, con su ambiente neoclásico. Cuenta con 12 columnas que representan a los apóstoles, y un manto en bajorrelieve de Jacob y su hijo José en Egipto.

Este es el séptimo templo construido ahí. La primera iglesia en este sitio se edificó en 1593, poco después de la fundación de la Ciudad. Pero esta versión se inició en 1752 y tardó más de 100 años en terminarse. Sin embargo, valió la pena.

El interior está decorado en detalles neobarrocos y neorrománicos en 5 naves y varios altares laterales. La sensación es muy europea, hay quienes dicen que se parece a la Catedral de Granada, solo que en amarillo en lugar de blanco. El altar mayor, una representación de madera dorada rococó de la Santísima Trinidad, data de mediados del siglo XVIII. Y no olvides mirar hacia abajo: los pisos de mosaico veneciano son impresionantes.

Pero lo más destacado, es el mausoleo de San Martín y el Soldado Desconocido, a mano derecha de la nave principal. El panteón de mármol del escultor francés Louis-Robert Carrier-Belleuse incluye el sarcófago de San Martín rodeado por tres figuras femeninas que representan a Argentina, Chile y Perú: los países liberados por el general San Martín. Es un maravilloso homenaje histórico también al Cruce de Los Andes.

No te perderás esta catedral en ningún recorrido por Buenos Aires. Pero si realmente quieres que tu mente se vuele, haz todo lo posible para encontrar las dos últimas iglesias en esta lista. Después de todo, son lo suficientemente impresionantes como para superar a la gran Catedral Metropolitana, ¡eso tiene que decir algo!

Basílica del Espíritu Santo

Basílica del Espíritu Santo Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe
Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe y Basílica del Espíritu SantoCrédito Iglesias de Buenos Aires

Buenos Aires, como la mayor parte de América Latina, es muy Mariana, lo que significa que las iglesias se centran en gran medida en varias advocaciones de la Virgen María. Pero, ningún templo porteño lo hace mejor que esta. Si bien la Basílica está bajo la advocación del Espíritu Santo, es la sede parroquial de Nuestra Señora de Guadalupe. Encontrarás un altar 3D excepcional, absolutamente único, para ella en el lado izquierdo del altar principal aquí, con frescos en el lado que representan su historia.

Esta basílica románica con detalles góticos tiene poco más de 100 años de antigüedad, pero fue renovada exquisitamente en el año 2000. El esfuerzo realmente se nota. En el entorno donde está, sus torres de 54 metros, parecen mucho más altas. Desde el fascinante techo hasta las tallas ornamentadas en cada esquina, te quedarás preguntándote cómo las iglesias más hermosas podrían estar escondidas en una ciudad.

Basílica de María Auxiliadora

Presbiterio de María Auxiliadora - Crédito Iglesias de Buenos Aires
Presbiterio de la Basilica María Auxiliadora – Crédito Iglesias de Buenos Aires

Quien hace turismo religioso en Buenos Aires y visita Nuestra Señora de Guadalupe justo antes que esta Basílica, piensa “wow, esta es una de las iglesias más hermosas que he visto en mi vida”. Pero si luego entra a la Basílica de María Auxiliadora y Parroquia San Carlos no podrá menos que llorar. Es abrumadora. Es magnífica. Cada centímetro es un momento de alegría. Es, sin duda, una de las iglesias más impresionantes del mundo.

Este templo no está en Palermo Soho, o cerca de alguna importante plaza. Está en un barrio deteriorado, y su exterior es francamente aburrido. Bien. Mantén alejadas las hordas de turistas ruidosos y simplemente pasa tiempo con los Porteños. Porque si le preguntas a cualquier de ellos qué iglesia de Buenos Aires es la más hermosa, todos dirán María Auxiliadora. Incluso el porteño más famoso, el Papa Francisco, recibió el Sacramento del bautismo en esta parroquia.

Una dulce mezcla de neorromántico lombardo, esta iglesia cuenta con arcos que asemejan los bastones de caramelo que comen los niños. Columnas de varios niveles y mosaicos en abundancia. Hay varios altares laterales, cada uno dorado con Santos y flores. Pero la frutilla del postre es el altar mayor, una estructura de dos pisos. El retablo mayor está flanqueado por dos escaleras cubiertas de rosas que envuelven y rodean un nivel más alto, que presenta una María Auxiliadora sombreada por un dosel dorado. Este camarín es solo para la oración y la reflexión, pero el balcón le permite una mirada más cercana a la Virgen María, una nueva perspectiva de los frescos impecables del techo y una vista sobre los bancos.

Puedes mirar fijamente durante una hora y aún tener más que ver. Busca esta iglesia, y nunca la olvidarás. Lo extraño será que siempre te arrepentirás de no haberla conocido antes.

Si has llegado hasta aquí…

…te habrás dado cuenta de que no has tenido que pagar por este artículo, como sí ocurre en muchos otros medios. Por eso tu apoyo económico es más necesario que nunca. Creemos que el turismo religioso debe ser difundido. Si tú también lo crees, haz que sigamos siendo posibles. Dona el precio de un café para que podamos seguir comunicando, ¡muchas gracias!

Miguel Cabrera
Author: Miguel Cabrera

Periodista especializado en turismo religioso

©2022 Los Cabrera Comunicación ISSN 2683-8435

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account