fbpx

Paray le Monial una invitación a convertirse en peregrino

Es en Paray-le-Monial donde Jesús se aparece a Santa Margarita María Alacoque (1647-1690), revelándole su Corazón "ardiendo de amor por todos los hombres"

El  Santuario de Santa María Margarita en Paray le Monial, Francia, es un lugar de peregrinación, en la ciudad homónima que recibe decena de miles de peregrinos durante el año. Además retiros, celebraciones y la serie de “reuniones de Paray” se organizan durante todo el año. A final de la nota te dejamos el programa de actividades.

La historia de Paray le Monial

En 971, el conde Lambert pidió a San Mayeul que estableciera un monasterio. Un edificio importante en Paray le Monial, esta iglesia románica, restaurada en el siglo XIX, es una joya del arte románico borgoñón, construida para la gloria y alabanza de Dios. Desde el exterior, la fachada muestra una notable simplicidad. El nártex y la torre de la derecha datan de la primera iglesia. La cabecera tiene una puesta en escena armoniosa de rondas. El círculo es un símbolo celestial; marca el espacio sagrado de los edificios religiosos, en contraste con las partes angulares, símbolos de la unificación.

Vista del complejo arquitectónico en Paray le Monial desde el aire · Crédito Jackydarne santa maría margarita
Vista del complejo arquitectónico en Paray le Monial desde el aire · Crédito Jackydarne

El edificio combina en todas partes el número 3: naves compuestas por 3 crujías sobre lideradas de 3 arcos, luego 3 ventanas; el coro en sí tiene 3 absidiales. El fresco del coro data del siglo XIV y no fue descubierto hasta 1935; el ábside esférico simboliza el cielo donde se sienta el Rey de la Creación: Cristo bendiciendo la Gloria.

Fuertemente probado por la Peste Negra de 1346-1348, luego por la Guerra de los Cien Años, y finalmente por las guerras de religión, el priorato de Paray le Monial es sólo una sombra de sí mismo cuando, el 20 de junio de 1671, Marguerite Alacoque entra en el monasterio de la Visitation Sainte Marie.

Paray le Monial el Lugar de las apariciones de Cristo

Tomando la rue de la Visitacion, nos dirigimos a la capilla del monasterio del convento de la Visitation-Sainte-Marie. Fue en esta capilla donde la mayoría de las apariciones de Cristo a Santa María Margarita  tuvieron lugar entre 1673 y 1675.

Afuera, vemos el tímpano que representa la Cena del Señor, con Juan, el discípulo que Jesús amó, descansando en el Corazón de su Maestro. Clara alusión a la experiencia análoga de Santa María Margarita durante la primera gran aparición.

La capilla se amplió y remodeló varias veces después de los acontecimientos. En cuanto al espacio del “santuario” (o coro), es como en la época de Santa María Margarita. Así que imaginémosla detrás de la puerta del claustro, de rodillas, con los ojos fijos a través de las barras del tabernáculo o, a veces, en el Santísimo Sacramento en exhibición. Y Jesús se le apareció, al menos con respecto a las tres grandes apariciones, presumiblemente en el lugar donde ahora se encuentra el mural.

El increible mural

Fue en 1966 que se completó esta pintura. El centro representa la Aparición de Cristo a Santa María Margarita. En la parte superior, a la derecha, reconocemos a la Santísima Virgen. Frente a ella, a la izquierda, el evangelista San Juan. Debajo de la Santísima Virgen, a la derecha, el apóstol Pablo. A la izquierda, enfrente, San Francisco de Asís, a quien María Margarita vio en una visión, y a quien Cristo le dio como guía espiritual.

Mural con la Aparición de Cristo a Santa María Margarita en Paray le Monial

A la derecha, en la parte inferior, mirando hacia la Aparición, reconocemos a los dos fundadores de la Orden de la Visitación, San Francisco de Sales y Santa Juana de Chantal. A la izquierda, en la parte inferior, de pie, San Charles de Foucauld, un ardiente testigo de la devoción, principalmente eucarística en casa, al Corazón de Jesús.

Todavía a la izquierda, arrodillado y mirando hacia la Aparición, el otro gran Santo de Paray-le-Monial, Claude La Colombière, jesuita, mensajero del amor del Corazón de Jesús y, desde su llegada a la Ciudad del Corazón de Jesús en 1675, director espiritual de la Santa Visitandina.

Unos años más tarde, el artista, Luc Barbier,  tuvo que añadir dos personajes. Arrodillado, a la izquierda, frente a nosotros: San Juan Eudes. De rodillas, a la derecha, frente a nosotros: el padre Matéo Crawley-Boevey, religioso del Perú, murió en 1960.

El relicario de Paray le Monial

La capilla con las reliquias de María Margarita en Paray le Monial
La capilla con las reliquias de María Margarita en Paray le Monial

La imagen que se ve no es el cuerpo de Maria Margarita, es una estatua de cera. Debajo de él están la mayoría de sus huesos, casi todo su esqueleto, pero no podemos verlos. También hay una reliquia importante, al otro lado de la partición, es decir, en el lado del claustro, donde no tenemos acceso. Es una reliquia notable de la Santa, su cerebro, que se ha vuelto muy pequeño, pero se mantiene completamente intacto.

Visión del Corazón y la Cruz

Sobre el santuario, el mosaico representa el Corazón de Jesús con llamas que brotan de él. Las llamas simbolizan el amor ardiente. La Cruz está plantada en el Corazón, y el Corazón está rodeado por una corona de espinas. ¿Qué significa este mosaico? Jesús mismo dio la explicación al Santo.

La Cruz plantada en el Corazón significa que desde el primer momento de su existencia como hombre, es decir, desde el primer momento de la Encarnación, en el vientre de la Virgen María, la Cruz y la Corona de Espinas estuvieron presentes, la Pasión de alguna manera ya ha comenzado. Desde el primer momento en que la Palabra de Dios existe como hombre, Él es ya el Sumo Sacerdote  que viene antes que todas las angustias humanas, capaz de experimentar compasión porque ha sido probado en todas las cosas como nosotros, excepto en el pecado.

El Corazón del Mesías de Israel está en Paray le Monial

Para finalizar la visita de esta capilla, mencionemos algo que no es muy conocido: la “Lámpara de Israel“. Esta lámpara está relacionada con el evento espiritual que tuvo lugar en el siglo 19, a saber, el bautismo de un joven judío en la Capilla de las Apariciones. En esta ocasión, los Padres José y Agustín Lémann, ellos mismos de origen judío, que frecuentaban asiduamente Paray, pidieron a un artesano de gran talento que hiciera una lámpara que ardiera día y noche en el santuario frente al tabernáculo, simbolizando así la intercesión de la Iglesia para que el Pueblo de Israel reconociera en Jesús a su Mesías.

Hoy en día, podemos ver esta magnífica lámpara, ilustrada con imágenes del Antiguo y Nuevo Testamento, muy cerca del altar de San José, a la izquierda del santuario, exactamente frente al santuario de Santa Maria Margarita.

Seguir Leyendo

¿Es verdad que los canadienses aman a Marguerite D’Youville?

Santuario Santa Rosa de Lima, lo que tienes que saber

La Ermita del Cerro en Salta

Link de Interés

Agenda del Santuario sacrecoeur-paray.org/agenda/

Crédito de la imagen en la portada de Paray le Monial una invitación a convertirse en peregrino Secretaría de Turismo de Borgona

Miguel Cabrera
Author: Miguel Cabrera

Periodista especializado en turismo religioso

©2022 Los Cabrera Comunicación ISSN 2683-8435

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account