fbpx

Chimayó, ¿por qué es la ‘Lourdes de América’?

chimayo

El Santuario de Chimayó, es el destino de peregrinación católica más importante en los Estados Unidos. Se encuentra a menos de 20 kilómetros al norte de Santa Fe, en el estado de Nuevo México. 

Más sorprendente aún es que recibe más de 300 mil visitantes cada año, 30 mil de ellos durante la Semana Santa. Muchos de los peregrinos caminan, desde Albuquerque, a 55km. de distancia. El camino de peregrinación, como en Santiago de Compostela, está marcado con cruces en las cimas de las colinas.

La tradición dice que los Tewa (nativos del lugar) veneraban una fuente termal en el sitio antes de que llegaran los españoles.

Viaja tranquilo y sólo preocuparte de desconectar y disfrutar de tus vacaciones. ¡No dejes que nada estropee tu viaje! Haz clic aquí

Santuario de Chimayó historia

sanctuary chimayo new mexico
Interior del Santuario de Chimayó

A principios del siglo XIX, esta área pertenecía a Don Bernardo Abeyta, uno de los primeros miembros de los Penitentes, una orden de laicos católicos de Nuevo México.

Los autores difieren con respecto a cómo se creó el Santuario. Unos dice que, en la noche del Viernes Santo, Don Bernardo vio una luz brillando en la ladera y, como Moisés, se acercó a ella. Se arrodilló y desenterró un crucifijo con sus propias manos. Ese crucifijo, explica un relato paralelo, había pertenecido a un sacerdote mártir de Guatemala asesinado por nativos y enterrado allí.

Don Bernardo entregó el crucifijo a un sacerdote local, quien lo llevó a la capilla cercana de Santa Cruz, cerca de Española. Pero el crucifijo regresó misteriosamente al lugar de su descubrimiento, no una, sino tres veces. Claramente, razonaron, allí era donde El Señor de Esquipulas, tenía la intención de permanecer.

En consecuencia, aproximadamente en 1810, Don Bernardo construyó una pequeña capilla en el sitio, dedicada al Cristo de Esquipulas, para albergar el crucifijo. Poco después, en 1816, la iglesia actual más grande la reemplazó. Permaneció en manos de la familia Abeyta hasta 1929, cuando la donan a la Arquidiócesis de Santa Fe.

Santuario de Chimayó tierra bendita

  • chimayo

Con sus gruesos muros de adobe, dos campanarios y un crucifijo de casi dos metros, el Santuario de Chimayó Nuevo México es un excelente ejemplo de la arquitectura colonial española. Pero probablemente sea mejor conocido por los poderes curativos de la «tierra sagrada» que se encuentra en su sacristía.

Americanos, hispanos y personas de otras culturas visitan Chimayó. Algunos vienen por fe, otros por curiosidad, pero la mayoría vienen con la esperanza de encontrar curas milagrosas para sus dolores físicos o emocionales, enfermedades o discapacidades.

Una puerta a la izquierda de la nave se abre a una pequeña sala de oración, con una increíble cantidad de muletas que recubren las paredes. Por encima de ellas, las paredes están cubiertas con fotos y cartas de personas que dan testimonio del poder curativo de la tierra sagrada, que se encuentra en una habitación contigua aún más pequeña. Del tamaño de un armario con vestidor, esta habitación alberga un pequeño pozo, llamado el pocito, excavado en el suelo y sosteniendo la fina tierra.

Historia del pocito del Santuario de Chimagó

Se cree que esto marca el lugar exacto donde Don Bernardo encontró el crucifijo. Actuando por sí mismos o por otros que no pueden venir al sitio, los peregrinos pueden tomar la tierra bendita de este pozo con la esperanza de recibir bendiciones y obtener curas.

Como llegar

Miguel Cabrera
Author: Miguel Cabrera

Periodista especializado en turismo religioso

©2020 Los Cabrera Comunicación - ISSN 2683- 8435

Contactenos

No estamos online ahora mismo. Pero puede enviarnos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted lo antes posible

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account