fbpx

El Santo Niño de Atocha, el Santuario de Plateros

Santo Niño de Atocha en Plateros

Santo Niño de Atocha en Plateros, es junto a Cristo Rey en el Cerro del Cubilete, Guanajuato y el Señor de Chalma en Malinalco, los centros de devoción no mariana, que más convocan turismo religioso en México.

Plateros es una ciudad minera en el estado de Zacatecas, a 650 kilómetros al norte de México DC y a más de 2000 msnm. Fue fundada como Real de Minas de San Demetrio en 1566 y renombrada por 1621. Este poblado, de poco mas de cuatro mil habitantes, recibe anualmente mas de un millón y medio de visitantes, entre promesantes y aquellos que hacen turismo religioso en Zacatecas.

El sitio de Plateros nace cuando unos mineros se perdieron de camino a Fresnillo. Al hacer noche en el lugar encontraron plata en el cerro, como era el día de San Demetrio, en agradecimiento bautizaron así a la zona. Con el paso del tiempo la ciudad cambió de nombre por el que era comúnmente conocida.

El origen del Santo Niño de Atocha

El primer templo que se construyó en Plateros tenía en su altar mayor la imagen de un Cristo Crucificado, que recibió el nombre de El Señor de Plateros. La misma está realizada en madera, y posee detalles toscos sus ojos están pintados en vidrio plano y es del siglo XVII según atestigua una placa.

La devoción del Santo Niño de Atocha comienza cuando unos mineros quedaron sepultados en la mina
Retablo Mayor del Santuario Santo Niño de Atocha en Plateros

El lugar comenzó a crecer en función de los milagros realizados por el Señor de los Plateros. Esto motivó a las autoridades eclesiásticas a construir una segunda iglesia en 1789. Uno de los empresarios que explotaba la mina de Plateros decidió importar una imagen de Nuestra Señora de Atocha, de España. María sostenía una estatuilla del niño Jesús, que era desmontable.

La devoción del Santo Niño de Atocha comienza cuando unos mineros quedaron sepultados mientras trabajaban. La tradición relata que sus esposas concurrieron a la iglesia a pedir por la vida de ellos. Al hacerlo comprobaron que el Niño no estaba en los brazos de la Virgen. Cuando los mineros lograron salir de la mina relataron que un pequeño se apareció entre ellos y le indicó el camino de salida. Al día siguiente la Madre volvió a tener a su Hijo en brazos.

En el retablo mayor del Santuario Santo Niño de Atocha en Plateros, debajo de El Señor de los Plateros, una pequeña hornacina realizada en mármol rosa protege la imagen de Cristo Niño a la que, el pueblo mexicano, venera con el nombre de Santo Niño de Atocha.

4 Momentos para visitar Plateros

Santo Niño de Atocha

Su celebración es el 25 de diciembre, día de la Natividad de Nuestro Señor Jesucristo.

Señor de los Plateros

La fiesta es el 1 de julio, día de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo.

Nuestra Señora de Atocha

Es el 15 de agosto, día de la Asunción de la Virgen María.

San Demetrio

San Demetrio es un mártir que se venera el 8 de octubre. La imagen del Santuario es de finales del siglo XVIII y se encuentra a la izquierda del Señor de los Plateros. Esta realizada en cedro con una cubertura de pasta de caña.

Miguel Cabrera
Author: Miguel Cabrera

Periodista especializado en turismo religioso

©2021 Los Cabrera Comunicación ISSN 2683-8435

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account