Santa María la Mayor: La Joya Paleocristiana de Roma

vista de una de las capillas de la basilica papal santa maria la mayor

La Basílica de Santa María la Mayor en Roma, situada en la cima de la colina del Esquilino, es una de las cuatro basílicas papales de la Ciudad Eterna, y también la más grande dedicada a la Virgen María en el mundo, y por esta razón se la conoce con el sobrenombre de “Maggiore“. A pesar de las alteraciones posteriores, es la mejor conservada de la época paleocristiana.

La mandó construir el papa Sixto III en la primera mitad del siglo V. En el lugar había una iglesia levantada a mediados del siglo IV, que según la tradición fue la propia Virgen quien la inspiró, lo que provocó que nevara en agosto justo encima de esa zona. Por esta razón, el edificio también es conocido como la Basílica Liberiana (en honor al Papa Liberio que había mandado construir el edificio anterior) o como Santa Maria della Neve.

La basílica de Santa María la Mayor, a lo largo del tiempo, ha sufrido algunas intervenciones, aunque en general conserva su trazado original. Por ello, luce más o menos como debió aparecer en el momento de su construcción y, al ser una de las más antiguas de Roma, también consigue devolver, a turistas y peregrinos, el aspecto de las basílicas paganas de las que reproduce la tipología.

El Interior de la Basílica de Santa María la Mayor

Basílica de Santa María la Mayor, primera mitad del siglo V, interior hacia el altar
Basílica de Santa María la Mayor, primera mitad del siglo V, interior hacia el altar

Originalmente, la Basílica de Santa María la Mayor tenía una planta rectangular simple con tres naves. La principal estaba cubierta por un techo de bóvedas y terminaba con un ábside semicircular. Las dos columnatas, formadas por 22 columnas desnudas cada una, tienen capiteles jónicos y sostienen un entablamento continuo, según la tradición arquitectónica greco-imperial y romana. La secuencia de arcos sobre columnas, presente en la coetánea Basílica de Santa Sabina, también en Roma, fue una novedad tardo Imperial.

Mosaicos

elatos de la infancia de Cristo, 432-440. Mosaico. Roma, Basílica de Santa María la Mayor, arco triunfal, lado derecho
Relatos de la infancia de Cristo, 432-440, Basílica de Santa María la Mayor, arco triunfal, lado derecho.

La Basílica de Santa María la Mayor fue ricamente decorada con mosaicos desde la primera mitad del siglo V, bajo el Papa Sixto III. Es lógico que sea la decoración más antigua de una iglesia cristiana en Roma.

Los mosaicos del arco triunfal muestran escenas más bien esquemáticas de la Infancia de Cristo organizadas sobre bandas superpuestas y paralelas, sobre fondos monocromos que no sugieren la idea de espacio. Los personajes aparecen frontales, la sensación de espacio tiende a desaparecer, las perspectivas son muy aproximadas y los fondos son casi planos.

En vista del Jubileo de 1300, durante el pontificado del franciscano Nicolás IV, se añadió un transepto a la basílica y se creó un nuevo ábside. Representa la grandiosa Coronación de la Virgen y una Dormitio Virginis debajo, considerada entre los mejores ejemplos de mosaico del siglo XIII en Italia. En el mismo período, se crearon los mosaicos para la fachada, que hoy están ocultos a la vista, desde la plaza, debido a la presencia de la nueva fachada del siglo XVIII de Fuga.

Basílica de Santa María la Mayor y el Belén de Arnolfo

Arnolfo di Cambio, Belén, 1291. Roma, Basílica de Santa María la Mayor, Museo Basílica.
Belén de Arnolfo di Cambio, Basílica de Santa María la Mayor, Museo Basílica.

También a instancias de Nicolás IV, el primer pesebre inanimado de la historia se instaló en el interior de la Basílica de Santa María la Mayor en 1291, poco menos de setenta años después del primer belén “viviente“, concebido en la Navidad de 1223 por San Francisco de Asís en Greccio. La tarea fue confiada al escultor y arquitecto Arnolfo di Cambio, que realizó una serie de esculturas de mármol (la Virgen con el Niño, San José, los Reyes Magos, el burro y el buey), en alto relieve, para el Oratorio de la Natividad preexistente (que data de mediados del siglo VII), que daba a la nave derecha de la basílica, cerca del altar.

Este oratorio contenía las reliquias de la Natividad, es decir, algunos fragmentos del pesebre -en el que, según la tradición, se colocó a Jesús en la víspera de Navidad- y también los pañales en los que se envolvió al Niño al nacer. Por esta razón, a la Basílica también se la conoce como Sancta Maria ad Praesepe. En 2019, se restauraron fragmentos de madera de la Cuna de Jesús y una pequeña pieza se envió a Palestina como reliquia.

Hay que tener en cuenta que este Oratorio de la Natividad asumió, para el Occidente cristiano, el mismo papel que la Basílica de la Natividad de Belén. De hecho toda la Basílica de Santa María la Mayor es considerada un “Segundo Belén“, convirtiéndose en un destino de peregrinación con motivo de las fiestas navideñas.

TURISMO RELIGIOSO EN EL MUNDO: Todo lo Que Debes Saber

Belén, Donde Nació Jesús

Por qué ocultaron esto en la Iglesia de San Giorgio Maggiore

Por qué Juli es la Pequeña Roma de América

Turismo en Andalucía: Maravillas Espirituales por Descubrir


Si este post te ha parecido interesante y quieres explorar más joyas ocultas del Turismo Religioso en el Mundo, suscríbete a nuestro Boletín de Noticias. Prometemos guiarte a través de los lugares más cautivadores. Tu aventura de Turismo Religioso comienza aquí

VERIFICACIÓN DE HECHOS Y DATOS: Nos esforzamos por la precisión y la equidad. Pero si ves que falta algún dato o hay que corregirlo, ¡haz clic aquí para avisarnos! TURISMORELIGIOSO.TRAVEL revisa y actualiza su contenido regularmente para garantizar que sea completo y preciso.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestra comunidad

Súmate tú también, haz que sigamos siendo posibles. Dona el precio de un café para que continuemos comunicando, ¡MUCHAS GRACIAS!


Renuncia: TURISMORELIGIOSO.TRAVEL no reclama ningún crédito por las imágenes que aparecen en nuestro sitio a menos que se indique lo contrario. Todo el contenido visual está protegido por derechos de autor de sus respetuosos propietarios. Intentamos enlazar a fuentes originales siempre que sea posible. Si posee los derechos de cualquiera de las imágenes y no desea que aparezcan en TURISMORELIGIOSO.TRAVEL póngase en contacto con nosotros y se eliminarán de inmediato. Creemos en proporcionar una atribución adecuada al autor, artista o fotógrafo original

¡Puede haber enlaces de afiliados en esta página! Eso solo significa que si haces clic en un enlace que te guste, al comprarlo, podríamos ganar algo de dinero con ello. No te preocupes, no pagarás ningún adicional. Incluso, a veces, podrías obtener un sabroso descuento. ¡Es una victoria para nosotros y una victoria para ti también!

Santa María la Mayor: La Joya Paleocristiana de Roma imagen de la portada vista de una de las capillas

Maria Cristina Napolitano
Author: Maria Cristina Napolitano

María es guía local con una licencia oficial de la región de Campania

©2024 Los Cabrera Comunicación ISSN 2683-8435

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account