fbpx

Conoce la Catedral de San Salvador y luego emociónate

Por qué debes conocer la Catedral de San Salvador

La Catedral de San Salvador es la sede de la Arquidiócesis de San Salvador, capital de la República de El Salvador. El actual, consagrado e inaugurado en 2001, es el tercer templo construido allí. Al primero lo destruyó un terremoto en 1873, el segundo fue devorado por un incendio en 1951.

Por otro lado, esta es la última Catedral del país centroamericano construida en el siglo XX, y la primera en ser inaugurada en este siglo. La Catedral de San Salvador fue el último lugar donde ejerció su obispado San Oscar Romero, asesinado durante la guerra civil salvadoreña. Por eso la Catedral de San Salvador es un lugar de peregrinación, de todos los que admiran su obra a favor de la paz. San Juan Pablo II la visitó dos veces: en 1983 y en 1996. Está bajo la advocación de Cristo el Salvador del mundo, patrono de ese país.

Todos los años, del 4 al 6 de agosto, se realizan las fiestas patronales agostinas que inician con la ceremonia de la “bajada del Divino Salvador del Mundo”. Semana en la que decenas de miles de salvadoreños visitan el Centro Histórico para participar de esta costumbre heredada.

Características arquitectónicas de la Catedral de San Salvador

Vista de la gran cúpula de la Catedral de San Salvador – Crédito IAmCrisWTF513 — commons wikimedia

De líneas casi perfectamente cuadrangulares, la Catedral de San Salvador produce un efecto impresionante, por su altura y tamaño, casi abrumador, luego por su forma cuboidal. El cuerpo principal del edificio es gigantesco. El techo, casi perfectamente plano, está coronado por dos torres cuadrangulares y macizas que flanquean ambos lados de la fachada, y una colorida cúpula que domina el otro extremo del edificio, es decir, el coro. Las dos alas del crucero se desbordan unos diez metros a cada lado del edificio. Este está orientado de norte a sur, con el coro ubicado al norte.

Las caras laterales del edificio están atravesadas por diez ventanas. Su borde superior consiste en un arco de medio punto coronado por un óculo. Cada uno de ellos está separado por contrafuertes. Estos dos elementos segmentarios (ventanas y contrafuertes) rompen la monotonía del conjunto y contribuyen a que sea menos abrumador. La fachada norte o trasera tiene solo cuatro ventanas que iluminan la parte posterior del edificio.

El frontis de la Catedral de San Salvador

El frontis es impresionante. Tiene vistas a una plaza remozada recientemente de aproximadamente una hectárea y bordeada de antiguos edificios históricos. Encerrada por el primer piso sobresaliente, robusto y totalmente ciego de las dos torres, esta fachada está atravesada por un portal gigantesco y único que ocupa casi toda la superficie.

La parte superior de este portal, que consistía en un gran arco de medio punto, estaba rodeada de pinturas de Fernando Llort, estilo ingenuo, inspiración india y colores brillantes. Estas pinturas fueron retiradas en 2011 porque presentaban símbolos masónicos.

Las dos torres, cuyo primer cuerpo ciego sobresaliente y masivo produce una impresión de fortaleza y que se extiende a la altura del gran techo plano del edificio, tienen un segundo cuerpo más bajo y bastante robusto. Tan cuadrado como el resto, este piso tiene cuatro caras y está ampliamente abierto por amplias bahías. Las torres están cada una coronada por una terraza que sostiene una curiosa pequeña cúpula cuadrangular y colorida, de inspiración oriental.

Detalles de la gran cúpula

Una hermosa y gran cúpula de estilo neobizantino, coloreada con marrón y azul, techa el coro. Se apoya sobre un tambor perforado con ventanas, de altura media y cuyo diámetro se extiende por casi todo el ancho del edificio. A su vez está coronado por una pequeña linterna que constituye la parte superior del edificio.

Que ver en el interior de la Catedral de San Salvador

Detalles del coro de la Catedral de San Salvador - Crédito Tourism Media
Detalles del coro de la Catedral de San Salvador – Crédito Tourism Media

El interior, en líneas curvas y ricamente decorado, contrasta con el exterior con líneas cuadrangulares regulares. La cúpula sobre el coro posee una pintura que representa paisajes, personajes y escenas de la vida cotidiana salvadoreña (nativa entre otras) bajo un enorme cielo azul en el que algunos ángeles vuelan alrededor de la gente, de la Santísima Trinidad y de la Virgen María.

El coro está cerrado en la parte posterior por un hemiciclo de rica carpintería coronada por dos filas de ocho pinturas que representan episodios de la vida de Cristo y otras escenas religiosas. Los mismos fueron realizados en Pamplona, España. También destacan las bellas esculturas de los evangelistas Mateo, Lucas, Marcos y Juan. El altar mayor está coronado por una gran corona y un crucifijo suspendido de la bóveda del santuario.

También, en una de sus capillas laterales, se aprecia la imagen con la advocación de la Madre del Salvador, una obra perteneciente al siglo XVII restaurada en 2001.

La cripta, lugar de descanso de San Oscar Romero

Mausoleo de San Oscar Arnulfo Romero - Crédito @LaFaSv
Mausoleo de San Oscar Arnulfo Romero – Crédito @LaFaSv

La Cripta de Catedral de San Salvador es el lugar de descanso eterno de San Oscar Arnulfo Romero. Su cuerpo se encuentra en un hermoso mausoleo de bronce. La obra pertenece al escultor italiano Paolo Borghi, y representa a San Oscar Arnulfo Romero durmiendo el sueño de los justos.  

Es un rectángulo que en sus cuatro vértices están, parados, los evangelistas: Mateo, Marcos, Lucas y Juan. A modos de guardianes del Santo, “hasta la segunda llegada del Hijo del Hombre”. El manto que envuelve a cada uno de ellos también, como representación de la Palabra de Dios, toca el cuerpo de San Oscar Romero, dando la impresión de que se eleva en el aire, como si estuviera resucitado.

En la pared se observa un Vía Crucis en pinturas. También se destaca el “Cristo Negro del Camino” que representa al Crucifijo del Santísimo Cristo de la Agonía de Limpias. La cripta también se usa como lugar de descanso de salvadoreños que pagaron para estar allí, como una forma de colaborar con la construcción.

Los mártires salvadoreños

En enero de 2022 se llevará a cabo en la Catedral de San Salvador la beatificación, otorgada por el Papa Francisco, a Rutilio Grande y sus dos acompañantes (Nelson y Manuel) junto con el padre Cosme Spessotto, todos mártires de las luchas intestinas salvadoreñas.

Rutilio Grande, fue asesinado en 1977 cuando ejercía como párroco en Aguilares. Lo mataron a tiros, junto con sus dos colaboradores, de regreso a su casa después de una visita pastoral.

Si has llegado hasta aquí…

…te habrás dado cuenta de que no has tenido que pagar por este artículo, como sí ocurre en muchos otros medios. Por eso tu apoyo económico es más necesario que nunca. Creemos que el turismo religioso debe ser difundido. Si tú también lo crees, haz que sigamos siendo posibles. Dona el precio de un café para que podamos seguir comunicando, ¡muchas gracias!

Crédito de la portada Par IAmCrisWTF513 — commons wikimedia

Miguel Cabrera
Author: Miguel Cabrera

Periodista especializado en turismo religioso

©2021 Los Cabrera Comunicación ISSN 2683-8435

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account