fbpx

Santa Elena, la primera arqueóloga, que hay de cierto en eso

Santa Elena, la primera arqueóloga, que hay de cierto en eso

¿Quién fue Santa Elena y que hizo? Elena no era diferente de cualquier otra persona de su época, hasta el día en que llamó la atención, por su belleza, del emperador romano, Constancio I. Porque era ella era una joven sirvienta llamada Flavia Julia Helena. Nació en el 248 en Bitinia, una provincia del Imperio Romano.

Luego se casaron, tuvieron, en el año 272, un hijo: Constantino. Este llegó a ser en uno de los más grandes emperadores romanos. Una de las cosas por las que es conocido es el Edicto de Milán, emitido en el año 313. El Edicto de Milán permitió que el cristianismo fuera una religión libremente practicada. En ese momento Santa Elena, probablemente, se convirtió al cristianismo.

Santa Elena viaja a Tierra Santa

Con casi 80 años, Elena inicia una peregrinación a Tierra Santa, el objetivo: dar con el Santo Sepulcro y la Vera Cruz. En esa travesía Santa Elena realizó infinitas obras de caridad. Dio comida y ropa a los necesitados y ayudó, con fondos a los templos donde se alojó en su periplo. Ya en Jerusalén, Santa Elena halló lo que buscaba.

Esta iglesia contiene las reliquias que Santa Elena trajo de Tierra Santa

Sabemos que muchas iglesias en Europa son tesoros de reliquias antiguas. Pero no muchos pueden rivalizar con la extensa colección de la antigua Basílica de la Santa Cruz en Jerusalén, construida durante el siglo IV en Roma.

El icono "Caesarius Diaconus", obra del artista Giovanni Guida, expuesto en el altar mayor de la Basílica de Santa Croce in Gerusalemme en Roma Crédito Giovanni Guida · Santa Elena
El icono “Caesarius Diaconus”, obra del artista Giovanni Guida, expuesto en el altar mayor de la Basílica de Santa Croce in Gerusalemme en Roma Crédito Giovanni Guida · Santa Elena

Se ubica en el barrio de Equilino, hogar de muchas de las comunidades étnicas de Roma, es la Basílica de la Santa Cruz en Jerusalén (Santa Croce in Gerusalemme). Por ello, debe su nombre a la más preciosa de las reliquias que alberga: fragmentos de la Santa Cruz encontrados en el lugar exacto donde Jesús fue crucificado.

Cronología de la Basílica de la Santa Cruz

Al llegar a Roma Santa Elena guardó todas las reliquias en la recién construida “Basílica Heleniana” que se erigió dentro de un complejo imperial conocido como Sessorium. El mismo incluía un palacio, baños romanos, un circo y un anfiteatro.

Hoy en día queda muy poco de aquel templo. Desde el siglo VIII al XVII la iglesia sufrió tantas modificaciones como Papas hubo en esos tiempos. El último, en ordenar cambios, fue Benedicto XIV que pidió que convirtieran la Basílica en una estructura barroca tardía. Con una entrada elíptica y una fachada elaboradamente decorada con capiteles corintios tal cual la vemos en la actualidad.

La Basílica también cuenta con un jardín monástico, que se creó en 2004 para imitar el jardín mantenido por los monjes cistercienses desde 1561 hasta principios de 1900. El jardín irradia una sensación de paz, equilibrio y serenidad gracias a la armonía de sus macizos de flores y una puerta de entrada hecha de vitrales.

Estas son todas los hallazgos de Santa Elena en Tierra Santa

Desde 1910, la “parroquia de la Santa Cruz en Jerusalén” permanece bajo la custodia del clero diocesano. Luego, en 1930 el Papa Pío V ordenó la construcción de una nueva capilla para albergar los restos sagrados de la Basílica. A la llamada “Capilla de las Reliquias” que trajo Santa Elena se puede acceder fácilmente desde la nave izquierda de la Basílica.

Relicario en la Capilla de las Reliquias de la Santa Cruz en Jerusalén · Santa Elena · Crédito Fallaner
Relicario en la Capilla de las Reliquias de la Santa Cruz en Jerusalén · Santa Elena · Crédito Fallaner

La Capilla cuenta con una destacada colección de reliquias, que incluyen:

  • Un clavo usado en la Crucifixión.
  • Dos espinas de la Corona de Espinas de Cristo.
  • Un dedo que se dice que perteneció a Santo Tomás, quien al principio dudó de la Resurrección, y luego colocó su dedo en las llagas de Cristo resucitado.
  • Un fragmento de la cruz del “Buen Ladrón” que fue crucificado con Jesús.
  • Tres fragmentos de la Vera Cruz.
  • Un relicario que contiene pequeños trozos de: el Pilar Azotador.
  • El Santo Sepulcro (tumba de Cristo).
  • Restos del pesebre de Belen donde nació Jesús.
  • Titulus Crucis o el Título de la Cruz: la inscripción grabada en la Santa Cruz muestra la palabra “Nazareno” escrita en hebreo, latín y griego. Este fragmento de madera se descubrió en 1492 detrás de un ladrillo inscrito con las palabras TITULUS CRUCIS. La datación por carbono ha revelado que lo más probable es que se tratara de una copia medieval de la reliquia original.

La iglesia donde descansa Santa Elena

La primera capilla dedicada a Santa Elena se construyó en Venecia alrededor del 1028. Se la confió a los Padres Agustinos, los que establecieron un convento junto a ella.

Retablo de la Iglesia de Sant'Elena, Venecia
Retablo de la Iglesia de Sant’Elena, Venecia

Los restos mortales de Santa Elena habrían sido llevados desde Constantinopoli a Venecia en el año 1211, por el monje agustino Aicardo.

En el siglo XV, el monasterio y la iglesia pasaron a manos de los monjes benedictinos, que lo reconstruyeron en 1435. Un siglo después, en 1515, el Obispo de Alepo la consagra. Desde ese momento se convirtió en un importante centro religioso, con vastas propiedades y notables obras de arte.

Varios siglos después, bajo el dominio napoleónico, la iglesia fue desconsagrada y la urna con las reliquias de Santa Elena se transportaron a la basílica de San Pedro de Castello.

Casi 100 años más tarde, la iglesia se reabrió al culto en 1928 y confiada a la Orden de los Siervos de María. En los años siguientes se volvió a colocar la urna de Santa Elena en el interior del edificio sagrado y se reconstruyó el campanario.

Seguir Leyendo

Peregrinaciones

Roma, descubre estas gemas ocultas

Alemania, peregrinamos por sus lugares sagrados

Link de Interés

La basílica de la Santa Cruz en Jerusalén sitio oficial

Miguel Cabrera
Author: Miguel Cabrera

Periodista especializado en turismo religioso

©2022 Los Cabrera Comunicación ISSN 2683-8435

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account